Cómo grabar los mejores vídeos corporativos

Se puede afirmar sin ningún tipo de duda que el marketing audiovisual se ha impuesto de una manera definitiva en todos los sectores, razón por la cual son cada vez más las empresas que requieren como mínimo de uno o de varios vídeos corporativos. Por tal razón, también es cada vez más representativo número de productores que ofrecen esta clase de servicios.

En otras palabras, los vídeos corporativos son una herramienta excelente, que en la actualidad es imprescindible y que facilitan la transmisión de la esencia de una empresa y que terminan por reforzar entre otras cosas, el ir captando clientes. Controlar la fase de video production es crucial para conseguir mejores resultados.

Consejos para mejorar tus vídeos

A continuación, se van a compartir los asuntos más relevantes al momento de grabar y de producir un video corporativo.

  • Mensaje – Es clave saber perfectamente lo que se quiere transmitir. En ese sentido, antes de empezar hay que conocer muy bien la imagen corporativa, trabajar con expertos en marketing y especificar lo que se quiere contar a través del video. Por lo tanto, también hay que considerar qué tipo de público se quiere dirigir el video.

  • Estilo – Son muchos los estilos entre los que se puede elegir al elaborar un video corporativo, así que se puede seleccionar entre imágenes reales, animaciones, promociones, testimonios, actores, entre otros. Es necesario elegir un estilo de acuerdo con el mensaje, la empresa y el presupuesto que se tiene.

  • Preproducción – Si todo lo anterior se ha pensado de un modo adecuado, ya se ha avanzado en un 50% del proyecto. En este momento hay que elaborar un guion y crear un plan de rodaje para elegir las fechas, horarios, localizaciones, personal o materiales.

  • Conocer la empresa – Para contar la historia de una empresa es imprescindible familiarizarse con ella, con sus servicios y productos.

  • Mano a mano – Todas las partes interesadas en la producción del video de participar en cada una de las fases o etapas del mismo, ya que durante una fase final no se va a querer escuchar una frase que obligue cada todo el equipo a empezar de nuevo. Además, es una buena metodología para contar con una lluvia de ideas constante.

  • Duración – Puede que se quiera un video – para poder explicar todo lo que se quiere mostrar, pero la realidad es que los más efectivos son los más cortos, pero que logran impactar en muy pocos segundos a quien los está visualizando.

  • Música – Son numerosas las librerías de música que existen en Internet en la actualidad. Hay que dedicar un tiempo considerable para elegir la que mejor se ajusta a las imágenes el ritmo del video.

  • Postproducción – Siempre se deben elegir los mejores planos de las grabaciones, que el ritmo de las imágenes ideal apropiado, un buen color y no descartar el uso de bancos de imágenes.