Características de un texto bien traducido

La traducción de textos puede ser una tarea sumamente difícil, sin embargo, realizando los pasos adecuados puede ser una tarea muy llevadera. Además, es importante destacar que dependiendo del estilo del texto se deberá emplear una técnica u otra, para que el resultado final sea realmente un éxito y sumamente profesional.

En primera instancia, se deberá contemplar a qué hace referencia el concepto de traducción para tener una idea acabada del producto final. Precisamente, la traducción es el producto de una serie de procesos, ya que no se trata solamente de un cambio de información de un idioma sino que además es necesario una correcta interpretación y utilización de conectores, para que el texto tenga coherencia y cohesión. Además, la interpretación es importante y depende de cada traductor.

¿Qué tener en cuenta a la hora de realizar una traducción?

Lo primero que se debe tener en cuenta a la hora de realizar una traducción es el idioma para el cual se realizará. En este sentido, se deberá distinguir, por ejemplo, si es inglés que sea un inglés británico o bien norteamericano, ya que no resulta ser lo mismo y además utilizan terminología y modos de expresar absolutamente disímiles.

En segunda instancia, se debe considerar cuál es la extensión del texto. De este modo, se puede calcular aproximadamente el tiempo estimado que lleva realizar dicha traducción.

De este modo, una vez que se tenga la extensión del texto se puede determinar el plazo de entrega el cual varía de manera absoluta de un trabajo a otro. De esta manera, a partir del conocimiento que se tenga del idioma y de las diferentes herramientas que se utilizan para llevar a cabo la traducción, se podrá realizar un trabajo realmente de excelencia.

Otra de las consideraciones a tener presente es que se debe crear un glosario con términos especializados dependiendo siempre de la temática a trabajar. En este sentido, al tener un glosario específico se puede crear propias listas y términos técnicos para ubicarlo de manera rápida y sencilla.

Si bien los traductores en línea ni brindan los resultados recomendados, pueden ser utilizados para tener una idea mínima acerca de lo que se trata el texto a traducir. Asimismo, el estilo del texto deberá ser respetado de manera integral, ya que si por ejemplo su intención original era comercial y no es respetada, no se realizará un trabajo de calidad.

Por último, si se tienen dudas a la hora de realizar las traducciones, lo ideal es realizar consultas con colegas o bien realizar nuevamente la traducción para conseguir un resultado óptimo. Asimismo, antes de realizar la entrega del trabajo, lo ideal es revisarlo para asegurarse de que está en perfectas condiciones.