Cómo educar a tu perro desde el respeto

El perro ha sido considerado el mejor amigo del hombre, por lo tanto, la idea es que su presencia en nuestro hogar nos permita disfrutar su compañía en medio de momentos poblados de dicha y gratitud. En este artículo te enseñaremos algunos aspectos que debes tomar en cuenta para aprender a cómo educar a tu perro desde el respeto. Es importante destacar que si somos dueños de un perro consideremos que aunque hayamos visto numerosos casos donde a los perros se les castiga mostrándoles actitudes de agresividad y violencia, no son las mejores opciones para educarlos e inculcarles respeto hacia nosotros.

No olvidemos que el perro es un animal que proviene de la naturaleza y por más de que se domestique, siempre responderá a ciertos mecanismos de conducta que reiteran su condición de animal, como llamarlos por sus nombres de perros machos, el cual vive en medio de manadas, por lo que es importante que nos vean como a un líder.

Dos consejos importantes para domesticar a tu perro

Se deberán tener presente los siguientes ítems si lo que se desea es un respeto absoluto de la mascota:

1- Enseña a tu perro a cumplir ciertas normas básicas

Lo más importante es que le demuestres a tu perro que tú eres el líder, no obstante, también debes enseñarle a que acate ciertas normas básicas de comportamiento en tu hogar para que no haga travesuras y para que aprenda a respetar los espacios de tu casa.

De esta forma, enséñale cuáles son los lugares a los que no debe entrar y mucho menos sentarse, especialmente la cama y los muebles, porque adquirirá ese hábito si se lo permites y no le importará estar en cualquier parte de tu hogar, razón por la que debes enseñarle con amor que no entre a estos sitios, pero no olvides hacerlo justamente en el momento en el que esté cometiendo la falta, de nada vale que lo reprendas si no sabe cuál fue la causa.

2- No seas agresivo con tu perro

Una persona que castigue a su perro por medio de agresiones y maltratos no va a obtener respeto por parte del animal, quien además se sentirá inseguro, convirtiéndose posiblemente en un ser que tenga muchos miedos y que además sea nervioso y muy travieso.

En el caso de los perros, sus líderes en la naturaleza son benévolos y afectuosos, sin embargo, no debes confundir esto y mostrarte o comportarte como alguien sumiso. Tampoco le des razones para que sienta que es el rey de la casa como cuando lo sacas a pasear cada vez que quiere, le das de comer cuando tú lo haces o lo acaricias o lo consientes cuando te salta encima para recibirte porque en ese último ejemplo, por más que parezca que se trata de amor incondicional, te está reafirmando que él es líder y para tener a un perro educado, eres tú quien siempre debe mantener esa posición en tu hogar.